Los “turcos” y su extraña cercanía

Era un hombre bajito, joven, pálido, con sonrisa grande y cálida, de pelo rubio y ondulado pero su acento en inglés no era el de un alemán. Le pregunté de dónde era y en ese acento raro me dijo “sirio”. Continúa leyendo Los “turcos” y su extraña cercanía