Dragones, monstruos y otros espantos modernos

Por: María Mónica Acosta

IMG_2019
Bogotá D.C., Vista a Chapinero. 2015

Alguna vez me encontré con un artículo en el vasto mundo del internet que trataba de la costumbre de los millenials de comentar el verbo en inglés “adulting“. Que traduciría en español a “ser adulto”. Según este artículo, si los millenials dejarán de quejarse de la adultez y dejaran de hablar sobre eso, les iría mejor en el trabajo y la gente los trataría como adultos. Se enfatiza en este artículo (que no logré recordar su nombre para ponerlo como hipervínculo) que si un millenial se queja de no poder desayunar todos los días, no puede pretender ser exitoso en el trabajo porque no puede encargarse de sí mismo.

Continúa leyendo “Dragones, monstruos y otros espantos modernos”

Anuncios

Shaki, lo que tú sientes se llama obsesión

Shakira Isabel Mebarak Ripoll es la maestra colombiana de las canciones dedicadas al amor y al desamor, principalmente. Sus letras nos han acompañado a decirle a nuestro ser amado que 1) Nos gusta, 2) Queremos cuadrarnos con él y 3) Nos rompió el corazón y lo dejó hecho un trapo tirado en el carril de Transmilenio.

Por: Silvia Juliana

Continúa leyendo “Shaki, lo que tú sientes se llama obsesión”

Los Propios

Screen Shot 2018-07-14 at 17.57.18.png

Por: María Mónica Acosta

Todo el mundo conoció lo que era vivir en un pueblo de la costa (que no tiene costa) por Cien años de soledad. Luego del éxito mundial del libro, nadie se había vuelto a enterar cómo era la vida en esos pueblos. Viernes Zombie, el canal de YouTube de Carlos José Suárez y su equipo de producción, muestran la realidad actual de los pueblos que escribió García Márquez.

Continúa leyendo “Los Propios”

Hembra

thumbnail
Bogotá D.C. 2015

Probablemente fue Britney Spears.

Yo no quería ser Britney Spears, ni las Spice Girls. Ni ninguna de las modelos, cantantes que veía. Muchos menos quería participar en un concurso de belleza, desfilar en trajes de baño y ser señorita algo. Yo le huí y le sigo huyendo a ser esa mujer provocativa y prefiero escudarme en ser chistosa, en tener humor y usarlo en todas las situaciones posibles, especialmente cuando estoy incómoda.

Continúa leyendo “Hembra”

Comer sin karma

Boston M.A., 2011

Nunca me ha gustado mucho comerme un plato de comida que ha sido hecho a la carrera, sin emoción, por salir del paso, sin ton ni son.

Mi abuela era una mujer muy práctica y ocupada, por lo que no tenía tiempo para dirigir a sus empleadas para que le hicieran un menú especial a su nieta, que casi todos los días, pedía algo distinto a lo que servían de almuerzo en la casa.

Continúa leyendo “Comer sin karma”

El botón

Expectativas y vestidos prestados.

Por: Silvia Juliana

-Tengo que llegar a pegar ese botón ¡jueputaaa! -, pensé mientras esperaba el bus de regreso a mi casa.

Sí, tengo que pegarle un botón a un vestido. Podría decirle a mi mamá que me pegara el botón, pero no vivo con mi mamá, porque así lo quise. El vestido es prestado, porque el sueldo no alcanza para comprar ropa para cada evento. Podría haberle pedido plata a mi mamá, pero yo me pago todo, porque así lo quise.

Continúa leyendo “El botón”