Cariños Complejos

IMG_0445.JPG
Berlín, Septiembre 2017.

Por: María Mónica Acosta

PRECAUCIÓN: SI NO SE HAN TERMINADO LA ÚLTIMA TEMPORADA DE BLACK MIRROR, NO SEGUIR LEYENDO. 

Después no digan que no les advertí. 

Se puede decir de la cuarta temporada de Black Mirror, que no es la mejor que han tenido, excepto por un episodio. Se llama Hang the DJ y muestra cómo Amy y Frank se conocen a través de un sistema que está diseñado para encontrar a tu pareja ideal. Hay un tiempo determinado para estar con la persona, pueden ser horas, meses o años y una vez se acabe el tiempo, se deben seguir las órdenes y despedirse de esa persona.

Los personajes siempre tienen miedo de no seguir las reglas y que los expulsen del sistema. Ese miedo es causado porque el sistema hace todo por ellos, no tienen que decidir nada, ni pensar, ni cuestionarse, el sistema les dice con quién deben estar y les asegura que deben hacerlo. Es lo mejor para ellos, así terminen sintiéndose vacíos después de estar muchas veces con muchas personas.

El giro del episodio se da, cuando los protagonistas no quieren que se acabe su tiempo juntos (a pesar que una vez se separen pueden conocer a su pareja ideal)  y se rebelan contra el sistema, luego de superar una decepción entre ellos. El sistema es una simulación  de una aplicación de citas entre los personajes de Frank y Amy de la vida real. Crudo, bellísimo y muy diciente de nuestra actualidad romántica.

Pero el amor no es eso. El amor no es desafiar las reglas una vez o superar una decepción una sola vez. Conocerse y jugársela por una persona es solo el principio. Lo principal, lo difícil, lo duro, lo valioso es hacer eso todos los días por esa persona que escogiste, que probablemente es muy distinta a ti, que no te encanta todo de ella/el pero que escogiste porque quieres estar a su lado en todas las curvas que te tire la vida y para disfrutar de los momentos felices que puedas tener.

Sin tener ningún sistema que te asegure que estás tomando la decisión correcta, eso (gravemente) solo lo puede saber uno (que alivio).

El amor es saltar (literalmente) al vacío con esa persona sin saber qué viene, pero con la certeza que su compañía hará el trayecto más placentero (casi siempre) y podrás aprender de esa persona cosas que sólo ella podrá enseñarte.

El amor no es perfecto. Viene con decepciones, con dificultades que se tienen que perdonar y dejar atrás, con las diferencias que de algún modo tienen que ser conciliables. Con momentos difíciles que no siempre llegarán en cuotas sino todo junto, pesado y revuelto.

El amor es renunciar a esa ilusión que construiste de tu pareja, que es cómoda, que no molesta, que no te reta y que no es real porque te la inventaste en la cabeza. Es desapegarse del cuento de hadas e inventarse uno de verdad.

El amor de verdad es cuando Frank y Amy se rebelaron contra el sistema 998 veces de 1000 simulaciones. El amor es para los valientes.

No se conformen con nada menos que eso, feliz día de San Valentín.

P.S. Silvia no está creyendo en el amor actualmente y les dejo esta playlist en Spotify: https://open.spotify.com/user/12128520717/playlist/3fLlLhBGY3vg4GwVvXMLK8?si=102i_7tJS2We91BzvE_nvQ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s