Hembra

thumbnail
Bogotá D.C. 2015

Por: María Mónica Acosta

Probablemente fue Britney Spears.

Yo no quería ser Britney Spears, ni las Spice Girls. Ni ninguna de las modelos, cantantes que veía. Muchos menos quería participar en un concurso de belleza, desfilar en trajes de baño y ser señorita algo. Yo le huí y le sigo huyendo a ser esa mujer provocativa y prefiero escudarme en ser chistosa, en tener humor y usarlo en todas las situaciones posibles, especialmente cuando estoy incómoda.

Cuando Emma Watson salió con sus fotos artísticas en Vanity Fair, me pegó fuerte, no entiendo cómo eso es empoderarse, lo consulté con Silvia e igual quedé en las mismas. Yo ya sé que mi cuerpo es mío, que pudo hacer con él lo que yo quiera, pero mucha otra gente no sabe eso y por eso no me siento cómoda revelándolo. Yo sé lo que tengo, lo que no, lo que podría mejorarse y lo que está bien, muchas gracias. 350 likes en Instagram no son necesarios para confirmarlo, yo le pregunté a mis amigas y al espejo.

Ya a esta altura deben decir “joda, que pela teeeensa”, pero no,  me gustan mucho mis piernas y por eso esa es la foto que va con este artículo porque así me gustan y eso es todo lo que quiero revelar, porque quedo en una zona segura dónde creo que no me voy a incomodar. Mi sexualidad es mía, lo que haga o dejé de hacer con ella, muestre o no muestre, sin título o con uno, es asunto mío.

Siempre he sentido que revelarme de esa forma, me limita a ser un cuerpo jugosito y bonito, que al mostrarse elimina el resto de lo que soy, que me deja en una zona vulnerable. Me vuelvo todo curvas y placer y por eso escojo no mostrarme así, porque yo no soy solo eso y me choca que con cualquier prenda o gesto mío pueda ser interpretado así, porque ante la mirada del otro me reduzco a eso.

Sin ese aspecto, me permito ser más completa, sin juicios, sin miradas que incomodan sobre mi sexualidad y lo que hago con ella, por eso el humor es mi escudo. Aunque no sé si sea justo cercarla así.

Tardé mucho en encontrar a Tina Fey y darme cuenta que ella, se da cuenta de eso mismo y se burla de esa situación, mostrándose así sin miedo de desaparecer en ese plano, pero es que bueno, ella es Tina Fey y pues puede hacer cualquier cosa, duh.

Si nada más ir en falda a la oficina es un tema comentado por todos los hombres que hay en ella, cómo para qué ponerse a inventar y mostrarse así. Si uno responde es una amargada y si no es que se deja (?).

Por eso salir a mostrarse así me parece un tema complicado. Y por eso es casi que un mecanismo de defensa ser más bien chistosa que sexy en esta vida de hembra que me tocó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s